La normativa que actualmente está presente para realizar los trabajos en altura es totalmente diversa y poco centralizada. Se divide en diferentes clasificaciones sobre materias distintas que vamos a tratar en este artículo. Para empezar, deberemos atenernos al orden jerárquico legal, a partir de confirmar cual tiene más obligación de cumplimiento y cual se trata de una recomendación, siempre basándonos en soluciones que apoyen a la seguridad en los trabajos de altura.

Ley de PRL 31/1995: La Ley que rige los trabajos en altura

La ley que rige los trabajos en altura es la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995, del 8 de noviembre de 1995. Esta Ley explica diferentes temáticas relacionadas con la PRL, en la que destacamos el artículo 15, que trata sobre los principios de la acción preventiva, el artículo 17, que trata sobre los equipos de trabajo y medios de protección, el artículo 18, que se habla sobre la acción del trabajador referente a esta materia, el artículo 19, que habla sobre la formación de los trabajadores que realizaran esta actividad, y finalmente el artículo 29, que trata sobre las obligaciones de los trabajadores cuando realizan trabajos en altura.

Reales Decretos 2177/2004, 773/1997, 1215/1997 y 1627/1997

La aplicación de los Reales Decretos en los trabajos en altura con riesgo real de accidente por caída se toma como necesaria a partir de las disposiciones de seguridad que se explican. Inicialmente, el R.D. 2177/2004, que modifica el R.D. 1215/1997, establecen las disposiciones mínimas que trata sobre la materia de seguridad en trabajadores, y también trata sobre la materia de salud, en que formará a los trabajadores en materia de trabajos temporales.

En este R.D. se nos indican las disposiciones relativas al uso de los equipos de trabajo, en que destacan las legislaturas sobre la utilización de escaleras de mano, de la utilización del andamio y sobre las técnicas de acceso y de posicionamiento mediante ruedas.

El R.D. 773/1997 del 30 de mayo, explica las disposiciones de seguridad y salud relativas a los usos de los equipos de protección individual.

Finalmente, el R.D. 1627/1997 del 24 de octubre, estipula las disposiciones mínimas de seguridad y salud que hay que tener en cuenta para los trabajos en altura que se realizan en las obras de construcción.

normas trabajos en altura

Las normas en trabajos en altura

Las normas UNE son las reglas que se tienen en cuenta para tratar los mínimos de calidad de los equipos de trabajo. Destacan los sistemas anticaída y sus componentes, las herramientas de trabajo y equipos de protección, que son diseñados a métodos de ensayo conforme a las normas europeas que se adaptaran posteriormente a la normativa española.

Es recomendable seguir esta normativa para garantizar que la prevención de riesgos por caída en el ámbito de seguridad de los trabajos en altura se realiza de forma eficiente. Destacan las UNE-EN 795:2012, para  protección individual contra caídas y dispositivos de anclaje, posteriormente ratificada por la AENOR a finales de 2012. Entre ellas, destacan las UNE-EN795/A, sobre puntos de anclaje, las UNE-EN795-B sobre anclajes móviles, las UNE-EN795/C, que tratan del uso de líneas de vida permanentes, las UNE-EN795/D, que explica el uso de líneas de vida de raíl, y por último, las UNE-EN795/E, que estipula el peso muerto.

También, tenemos que contar con la UNE-EN 353, que explica el uso de los equipos de protección individual a partir de la utilización de líneas de vida verticales.

Sobre la materia de la seguridad de las máquinas, nos encontramos con la UNE-EN ISO 14122:2017, que trata sobre qué medios de acceso fijo y requisitos generales de acceso hay que escoger, las estipulaciones sobre plataformas de trabajo, pasarelas, escaleras, escalas con escalones, guardacuerpos y las escalas fijas.

Responsabilidad Penal

La legislación que trata el razonamiento punitivo legal en materia de seguridad laboral en el ámbito de las actividades de trabajos en altura es, en primer lugar, la Ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre del Código Penal, a partir de los artículos 195, 311, 314, 316 y 318.

Es responsabilidad de la empresa, garantizar y asegurar la instalación de las protecciones individuales y colectivas para disminuir o conseguir evitar el riesgo de caída en los trabajos en altura. También, a continuación, el fabricante tiene que fomentar la comercialización de unos EPIS que cumplan con los mínimos de seguridad y salud.

El trabajador requiere el uso correcto de los EPIS, y en el caso que éstos no estén en las condiciones que se requiere para su utilización, informar a su supervisor o encargado.

 

En AMUC, como empresa dedicada al alquiler de andamios y maquinaria, somos especialistas en normativas relacionadas a los trabajos en altura.
andamiosLa legislación española en materia de trabajos en altura